Tres habilidades esenciales para usar Sunu Band como ayuda a la movilidad

I. La zona o espacio personal.

En este punto el usuario primero debe ser capaz de identificar la vibración cuando un objeto u obstáculo está dentro de su espacio personal, es decir, a una distancia aproximada de 1.5 metros. Es recomendable que los usuarios aprendan a entender cuando un objeto está muy cercano y luego muy lejos dentro de su espacio personal. Se puede hacer un ejercicio simple con dos personas (el estudiante y el instructor).  

  1. Se coloca una persona de pie frente al usuario a 1.5 metros de distancia. El usuario que usa el Sunu Band coloca sus manos a los lados de su cuerpo. Se tienen que Asegurar de que el usuario esté apuntando el sensor directamente al frente. El usuario puede tener la palma de la mano plana contra el costado del muslo para asegurarse de que el sonar apunta directamente hacia adelante.
  2. Pregúnta al usuario qué sensación de vibración siente. El usuario debe sentir una vibración constante debido a la proximidad de la otra persona.
  3. Ahora, la persona frente al usuario se aleja, sin dejar ningún obstáculo directamente frente al usuario. Pregúnta al usuario al usuario qué siente ahora. El usuario no debería sentir ningún pulso de vibración. 

II Conocer su proximidad a un objeto u obstáculo

Las habilidades para conocer las distancias aseguran que los usuarios puedan entender la vibración del Sunu Band para poder saber qué tan lejos o cerca están de un objeto. Es importante que el usuario entienda cómo varía la respuesta vibración en cuestiones de distancia. Esta habilidad se puede aprender haciendo algunos ejercicios simples. El primer ejercicio se puede hacer con dos personas, un instructor y un estudiante usando el Sunu Band. 

  1. El alumno se debe colocar de pie en su lugar y con las manos a los lados para asegurar que el sensor apunta directamente al frente del usuario.
  2. Ahora la segunda persona o instructor puede ponerse al frente y muy cerca del usuario. Similar al ejercicio anterior, se pregunta al usuario qué percibe con el Sunu Band. El usuario debe sentir una vibración constante. 
  3. Ahora la segunda persona o instructor se aleja del usuario, asegurándose de que permanezca en la misma dirección hacia donde apunta el sonar. Nuevamente, pídale al usuario que describa qué vibraciones siente cuando el obstáculo se aleja.  
  4. Ahora se repite el ejercicio, haciendo que la segunda persona se acerque al usuario que tiene el Sunu Band

Otro ejercicio se puede realizar haciendo que el usuario con el Sunu Band camine hacia un obstáculo grande ya conocido. Por ejemplo: hacer que el usuario camine hacia (y lejos) de una pared, para que de esta forma pueda ser un ejercicio seguro y controlado y lograr que domine las distancias. 

El usuario tendrá que repetir este ejercicio, para que pueda dominar cuándo debe detenerse antes de acercarse a la pared.  

III. Orientarse a objetos cercanos en un espacio un espacio

Esta habilidad permite a los usuarios medir la posición aproximada de los objetos cercanos. Aquellos que están a corta distancia en su espacio. Esta habilidad se puede aprender a través de una serie de ejercicios en los que el usuario puede:

  • Identificar su posición general: si un objeto está a la izquierda, centro o derecha de su posición
  • Cuenta la cantidad de objetos cercanos.
  • Con esta habilidad se puede entender la ubicación y el espacio aproximado que está entre cada objeto.

El usuario puede practicar las técnicas de señalar y escanear sin tener que caminar. Esto ayuda a continuar creando confianza con el Sunu Band. 

¿Fue útil esta publicación?

× Chatea con nosotros a través de WhatsApp